Víctor Hdez Martín
TABLET

La guerra tecnológica se desplaza a las tabletas


Apple abrió la puerta con su iPad. Hoy no hay empresa tecnológica que se resista a ofrecer su propio tablet

La guerra de las tabletas (y de los móviles) ha cambiado de escenario. Ya no se trata de ver quién consigue fabricar el dispositivo más rápido, más bonito, más potente…, sino de «capturar» al usuario en un laberinto inextricable de servicios y aplicaciones exclusivas, que se ofrecen a través de un sistema operativo concreto. La auténtica guerra, hoy, se dirime entre sistemas operativos (iOS, Android, QNX, WebOs…) y alrededor de los contenidos que cada uno de ellos sea capaz de poner al alcance de un tableta concreta.

Se podría decir que rodeando a cada sistema operativo (SO) se está tejiendo un «universo» hecho de servicios de música, cine, televisión, juegos, aplicaciones y otros productos susceptibles de ser consumidos a través de una tableta, sin duda el dispositivo de moda y que se convierte así en la puerta de acceso a todos esos contenidos. La elección de una u otra marca encadena, de alguna manera, al usuario al «universo» al que el dispositivo pertenece. No es lo mismo tener un «tablet» Android que un iPad, un PlayBook de Blackberry o un Fire de Amazon.

Ventaja de la manzana

Aquí, en España, se han vendido ya más de 600.000 tabletas, y los analistas coinciden en que, a finales de este mismo año, esa cifra habrá crecido hasta superar el millón y medio de unidades. Y si bien es cierto que, por ahora, la ventaja sigue siendo para Apple (que inauguró el mercado hace dos años con su iPad), también lo es que Android cuenta ya con el 47% de las ventas, y que todas las estimaciones apuntan a que superará pronto (quizá el año que viene) a la marca de la manzana.

En el último año y medio se han realizado, también, múltiples encuestas para averiguar cómo, dónde y para qué la gente está utilizando los «tablets». Los resultados se podrían resumir así: la tableta es un dispositivo que se utiliza, masivamente, para consumir contenidos (películas, fotos, música, juegos…); es de uso familiar, es decir, que lo utiliza habitualmente más de un miembro de la familia. Ocho de cada diez usuarios, de hecho, lo comparten con su pareja y uno de cada dos (el 50%) se lo deja utilizar a sus hijos. En cuanto al dónde, el «tablet» se utiliza principalmente en el hogar y durante todo tipo de viajes y desplazamientos (autobús, metro, tren, avión, etc). En casa, se usa sobre todo al mismo tiempo que se ve la televisión, en el dormitorio y en el cuarto de baño.

En la mayoría de los casos, los consumidores no son conscientes de que, de algún modo, la compra de un «tablet», y no de otro, está condicionando la cantidad (y la calidad) de los contenidos a los que va a poder acceder cuando lo saque de la caja. Un buen ejemplo es el recientemente presentado Fire, de Amazon. Se trata de una tableta barata (demasiado barato, según los analistas), que rondará los 150 euros (casi tres veces menos que el iPad más económico), basado en una versión de Android que no es la última, con menos memoria y menos pantalla que el resto. Pero con un enorme universo de contenidos alrededor, entre ellos más de cien mil películas y programas de televisión, 17 millones de canciones, más de un millón de libros… es decir, todo lo que Amazon ya está vendiendo a través de su portal en internet. Por eso, y a pesar de no ser el mejor «tablet», el Fire se convertirá en una opción excelente para los millones de clientes del imperio que dirige Jeff Bezos.

Del mismo modo, elegir un iPad, de Apple, o el PlayBook, de Blackberry, ligará inevitablemente al consumidor a los contenidos accesibles a través de los SO utilizados por esas marcas. Por ejemplo, Apple ofrece para su tableta más de 65.000 aplicaciones especialmente diseñadas para ella, además de los millones de canciones, películas, podcast y libros accesibles a través de su tienda iTunes. Lo importante es comprender que sin un iPad no hay iTunes, ni posibilidad de acceso a sus contenidos. Y lo mismo sucede con los demás SO. Entre los competidores de Apple, la empresa que inventó este modelo de comercialización, destaca Android, el sistema operativo de Google, convertido en una especie de «tabla de salvación» para muchos fabricantes que, en solitario, no habrían podido ni soñar en competir con la marca de la manzana.

Así, los más grandes de la tecnología mundial (Samsung, HTC, Sony, LG, Acer, Motorola…), han elegido Android como SO para sus dispositivos. Y juntos, han logrado disponer de una oferta de contenidos equiparable a los que ofrece Apple. En la práctica, si usted ha decidido que le gusta la plataforma Android, le dará igual, en el fondo, comprar una marca u otra, ya que todos los tablets basados en ese SO, sean de la marca que sea, tienen características y prestaciones similares.

Otros, como Blackberry o HP, han preferido resistir y apuestan por crear su propio «universo». Los resultados de esta clase de apuestas son inciertos. HP, por ejemplo, que compró Palm (y su sistema operativo, WebOS) precisamente para librar esta batalla, ha tenido que anunciar, apenas unas semanas después del lanzamiento de su tablet Touchpad, su retirada de ese mercado. Blackberry, sin embargo, resiste con su PlayBook. Y su oferta de contenidos y servicios crece y se mantiene a un ritmo más que aceptable para los usuarios tradicionales de la marca canadiense.

La gran incógnita, hoy por hoy, sigue siendo el que fue durante muchos años el número uno de la informática mundial. En efecto, tras unos años algo erráticos, Microsoft parece haber cogido, por fin, el toro por los cuernos y se dispone a conseguir que su nuevo sistema operativo (Windows 8), entre de lleno en la batalla. Algunos dicen que ya es demasiado tarde para que los de Redmond consigan una parte significativa del pastel, copado casi por completo por Apple y Google.

Fuente

Acerca de VICTOR

Víctor Hernández Martín (Técnico de Sistemas) Podría parecer que hemos llegado a los límites alcanzables por la tecnología informática, aunque uno debe ser prudente con estas afirmaciones, pues tienden a sonar bastante tontas en cinco años - Víctor Hernández - informaticayseguridadvhmsat@gmail.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 727 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: